Gabriel es el Arcángel de la Anunciación, rige la Luna, nuestras emociones, nuestro chakra sexual, pero también es un verdadero maestro en el arte de escuchar y comunicar lo que sentimos. Así que te invitamos a que sigas los pasos que colocaremos durante estos primeros días del mes de octubre y puedas vivir este mes en armonía.

  1. Para este mes es muy que tengas continuamente comunicación con el arcángel Gabriel, ya que es un verdadero maestro en el arte de la comunicación. Así que busca un lugar en paz y calma y genera una convocación de apertura de la comunicación con el Arcángel, dentro de esta sintonía invítalo a que sea tu compañía, que habite en todos los espacios que tú recorras y, lo más importante, permite que él sea tu visita todo este mes en tu casa.
  2. Mantén en tu casa incienso de pino o eucalipto para que tu hogar esté en sintonía y fluya la armonía y la energía del arcángel Gabriel.
  3. Enciende un velón blanco con una intención especial que te acompañe durante todo este mes.
  4. En las mañanas pídele a Dios que él gobierne tus pensamientos, palabras y acciones con quien te rodee.
  5. Aprende el arte de escuchar, trata de estar más atento a las personas que te hablan y, si te desconcentras, pídele que de nuevo te repitan.
  6. Trata de hacer ejercicios con personas cercanas, si tienes problemas para escuchar, si a veces sientes que todo lo tomas personal, pídele a alguien que califique tu escucha, para que así generes una consciencia mayor.
  7. Evalúa tu balanza, piensa cuántas veces te cuesta dar la razón, fíjate como va tu tono de voz, como tu cuerpo se contrae cuando sientes que estás perdiendo en una conversación.
  8. Aprende a ser consciente de tu respiración, trata de bajar la  energía del enojo con tu aire, intenciónalo y pídele asistencia al Arcángel Gabriel en todo momento.

 

Octubre el mes de la balanza, empezamos a sentir que la presencia de la Tierra fue necesaria para traer de nuevo calma y bienestar para nuestras vidas. Pasamos por meses que realmente nos  pusieron a prueba, nuestras relaciones de parejas, amigos y familiares que posiblemente estuvieron a punto de quebrarse.

Pero, también que movió la energía de Dios para que cada uno de nosotros miráramos nuestro interior, ese que guarda profundidades de oscuridad y todo cuando lo empezamos a vivir desde adentro se nos convirtió en un caos mayor. Las crisis fueron más matutinas y ahí se hacía presente nuestras emociones para hacernos sentir nuestra humanidad. Una humanidad que te hace sentir vivo a través de las sensaciones, pero ¡qué tan satisfactorio para el ser humano sentirse en plenitud!, y ¡qué tan incómodo y doloroso para nosotros es sentirnos en desesperación, sin visión, sin luz, sin claridad!

Fueron meses fuertes de prueba, donde cada ser humano tenía que lidiar con su propio aprendizaje y con el de las personas que los rodeaban.

Pero como dice Dios, de la oscuridad emerge la luz, y esa luz se hace de nuevo presente, para que todos podamos reposar en el balance, para que podamos mirar desde afuera, todo lo que se aclaró, todo lo que debía soltarse, y el soltarse no representaría pérdida sino transformación.

Este mes de octubre es un mes muy necesario para todos nosotros, es muy importante entrar en reflexión sin caos, comprender que se acercan cambios para la Tierra y para nuestra humanidad. Que se va acercando de nuevo un cierre, que ese cierre solo representa la puerta que se alza para un nuevo comenzar.

Entonces, ¿cómo vivir un mes donde la balanza se manifiesta?

Cuando hablamos de balanza, lo primero que nos imaginamos es equilibrio, es permitir que todo esté en su punto, y ahí es donde tú con todos los meses que viviste lo podrás hacer muy bien.

Si analizamos los meses pasados, podremos sacar muy buenas conclusiones y ahí encontraremos el verdadero sentido de nuestro existir, lo que realmente es necesario para ti, y comienzas a comprender que ya no necesitas lidiar con muchísimas cosas, para entrar en un estado de equilibrio.

El equilibrio viene de la aceptación de lo positivo y lo que tanto no le gusta a la humanidad y tilda de negativo. La balanza nos permite comprender que tanto para ti, como para el resto de nosotros es importante soltar, y otorgarles a las personas que nos rodean lo que realmente es útil para ellos.

Cuando vemos la balanza quisiéramos que siempre se inclinara hacia lo que es realmente correcto o lo que  tú tomas como correcto, pero debemos comprender que todo está en balance, cuando no se inclina hacia ninguno.

Así que este mes será de otorgar la razón, de escuchar y aplicar el entendimiento  y la comprensión. Es un mes de entrega para los demás, porque entre más escuches y aceptes más sanaras dentro de ti.

Cuando comprendemos que para llegar a la claridad lo importante es permitirle al otro aclarar, encontramos la llave de una verdadera amistad o relación.

Este mes debemos permitirnos ser parte de las personas, las relaciones, la labor, y la escucha continua.

¿Te has puesto a pensar cuántas veces buscas que te escuchen y de qué maneras esa conversación es interrumpida por una falta de comprensión?, porque mientras para ti era el momento perfecto para la otra persona no era su momento, cuántas veces el sonido de un celular no te permite continuar con tu valor para hablar. ¿De cuántas maneras nos desconcentramos y no nos damos el verdadero lugar a la conversación?